2377

Un viaje lleno de obstáculos

La UE cuenta con un plan agresivo para conseguir un mercado único digital para finales de 2016. Pero, ¿qué significa esto en la práctica? ¿Qué impacto tendrá en los empleados? ¿Y cómo se adaptarán las empresas para gestionar la el aumento de la competencia?

Un estudio denominado Digital Marketplace: Hope or Hype? (Mercado digital: ¿realidad o ficción?), realizado por Coleman Parkes Research y patrocinado por Ricoh Europe, revela que solo el 8% de las empresas europeas está preparado para adoptar el Mercado Único Digital.

La encuesta se realizó en julio de 2015 y constaba de 1.360 encuestados pertenecientes a ocho sectores verticales: educación, legal, servicios y energía, sanidad, sector público, comercio minorista, industria y servicios financieros. Los encuestados eran del Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, España, Italia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Polonia, países nórdicos (Suecia, Finlandia y Dinamarca), Portugal, Austria y Hungría.

Artículos relacionados

¿Un caso de estados divididos?

Solo la mitad de los directivos de empresas conoce la agenda digital de la UE (52%). En cuanto a países, los menos concienciados al respecto son Portugal (27%), Bélgica (36%), países nórdicos (38%) y Países Bajos (39%). Lo que es más, solo el 8% de las organizaciones está preparado para lo que se considera la regulación que más cambiará las reglas del juego para las empresas en los próximos años: el Mercado Único Digital. Aún así, la mayoría tiene ambiciosos planes de expansión en Europa.