La futura revolución del lugar de trabajo

Las últimas décadas han sido testigo de una revolución tecnológica que ha cambiado la forma de interactuar y trabajar, especialmente a raíz del nacimiento de la World Wide Web hace más de 25 años. 

En el reciente estudio “The Tech Evolved Workplace” realizado por Coleman Parkes Research y patrocinado por RICOH, ocho de cada diez empleados han pronosticado que en el año 2036 sus lugares de trabajo habrán sufrido una profunda transformación como resultado de tecnologías y procesos que ni siquiera existen a día de hoy. El estudio también revela las innovaciones que, según los empleados europeos, revolucionarán sus lugares de trabajo en los próximos 20 años.

Este estudio consistió en una encuesta electrónica llevada a cabo en junio de 2014, en la que se entrevistó a 2.200 empleados (altos directivos, mandos intermedios, directores júnior, y administrativos y asistentes) de ocho sectores verticales, incluidos el sector educativo, jurídico, energía y telecomunicaciones, sanidad, sector público, comercio minorista, industria y servicios financieros. Los encuestados eran empleados de toda Europa: Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, España, Italia, Países Bajos, Bélgica, países nórdicos (Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca), Suiza, Rusia y Oriente Medio.

 

Artículos relacionados

Los empleados muestran un interés creciente por la innovación

La mayoría de los empleados cree que en solo diez años tendrá a su disposición dispositivos táctiles interactivos, tecnologías de reconocimiento de voz y gafas de realidad aumentada. También pronostican que en 20 años serán capaces de enviar asistentes virtuales u hologramas (59 %) para asistir a reuniones en su nombre. Sin embargo, menos de un tercio de ellos afirma que su compañía tenga un fuerte interés por crear nuevas formas de trabajo e implantar tecnologías que hagan del futuro una realidad.

El lugar de trabajo del personal de la Administración Pública habrá sufrido una revolución en el 2034 

Los empleados de la Administración Pública esperan una adopción relativamente lenta de las nuevas tecnologías en los próximos cinco a diez años (en comparación con los empleados del sector educativo, los servicios financieros y el sector sanitario). Sin embargo, creen firmemente que muchas innovaciones se utilizarán en su lugar de trabajo en el futuro. Se espera que innovaciones como la realidad aumentada, los robots de sobremesa, los drones y los nodos de transmisión sean habituales en los entornos de trabajo de la Administración Pública en el 2034.