Para impulsar el cambio en la educación es necesario revisar y optimizar las funciones administrativas

El futuro del aprendizaje provoca un gran entusiasmo en el sector educativo. La iniciativa Opening Up Education de la Comisión Europea impulsa la utilización de recursos educativos abiertos, incluidos los cursos abiertos en línea conocidos como MOOC (Massive Open Online Courses), mientras que la tecnología está mejorando la experiencia de los estudiantes. Sin embargo, las organizaciones también están sometidas a la presión añadida por ofrecer más servicios, a menudo con menos recursos, para seguir siendo un lugar atractivo donde estudiar. El estudio revela que el exceso de burocracia y de procesos administrativos, así como la falta de un enfoque común, están provocando que las instituciones educativas sigan funcionando sin haber implementado un cambio real en sus procesos operativos.

Los directivos encuestados reconocen la necesidad de transformar y mejorar las tareas administrativas, puesto que suelen implicar un gran volumen de documentación y procesos. Al ser preguntados por las áreas en las que es más importante adaptarse el cambio, respondieron mayoritariamente la mejora de los procesos de negocio principales (44%), la contratación de nuevo personal (42%) y la adopción de nuevas tecnologías (40%). Además, indicaron que estas serían precisamente las áreas en las que más cambios se producirían durante los próximos tres años, lo cual demuestra que contar con las tecnologías, los empleados y los procesos adecuados es esencial para agilizar el cambio.

Más información

X

Rellene estos campos para descargar el whitepaper