1592

El sector de la educación

El estudio Humans & Machines, realizado por The Economist Intelligence Unit y patrocinado por Ricoh, aborda el impacto de la tecnología en la creatividad y la intuición human en organizaciones de distintos sectores.

La mayoría de los directivos del sector de la educación (71%) afirma que la tecnología les ha ayudado a tomar decisiones acertadas. Por su parte, un 72%, el mayor porcentaje entre los sectores analizados, coincide en que la interacción entre los humanos y la tecnología aporta grandes ventajas al conjunto de la economía.  

La velocidad de los cambios 

Algo más de la mitad de los encuestados del sector de la educación (52%) afirma que su principal reto es que la tecnología evoluciona a mayor velocidad que los procesos internos que la sustentan. 

El 88% coincide en que la interacción entre humanos y tecnología solo aporta valor si somos más creativos con los procesos que diseñamos para conectar ambas partes.  

Grandes oportunidades

Los líderes del sector de la educación afirman que las tecnologías que más pueden aumentar nuestra imaginación e intuición son:

1. Análisis de datos
2. Correo electrónico
3. Cloud computing y telepresencia

Aplicando el análisis de datos dentro de un proceso de solicitud de plaza digitalizado, los centros educativos pueden obtener información personalizada sobre los estudiantes. Además, las soluciones de producción bajo demanda contribuyen a reducir el coste, el volumen y el espacio de almacenamiento de los documentos.

El futuro

Los encuestados afirman que las actividades en las que la imaginación e intuición humana resulta más crítica son la docencia y la elaboración de nuevos materiales didácticos, lo que indica que el papel de los profesores y su incidencia en la experiencia formativa de los alumnos seguirá siendo esencial.  

La velocidad de los cambios y la transformación de los métodos tradicionales de trabajo deberían enfocarse a la atracción del talento y satisfacer las necesidades y demandas de la próxima generación de estudiantes.  

Los mejores centros de enseñanza del futuro serán aquellos que integren la tecnología en las aulas y en sus procesos de "back-office". El resultado final será un entorno que enriquecerá la interacción entre el profesorado, la tecnología y el alumnado.

Más información