2016 fue un año de cambios. Pero es en 2017 cuando realmente veremos las consecuencias y cómo estos desarrollos redefinirán el mundo del trabajo. Este cambiante panorama se debe a:

  • La disrupción digital
  • La incertidumbre económica
  • La normativa y las políticas gubernamentales
  • La intensificación del vacío de talento y competencias

Cada uno de estos factores por sí solo representa un importante margen para introducir cambios. Y en conjunto conforman el comienzo de un período de disrupción y oportunidades sin precedentes.

Un nuevo estudio titulado Un mundo de cambio, realizado por Coleman Parkes Research y patrocinado por Ricoh Europa, revela que el 95 % de los empleados cree que este panorama cambiante será beneficioso para sus empresas en 2017.

Este estudio se realizó en enero de 2017 con 2000 encuestados procedentes de Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, España, Italia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Países Nórdicos, Polonia, Portugal, Austria, Hungría, Suiza, Rusia, Turquía, Sudáfrica, Eslovaquia y la República Checa.



Artículos relacionados

Los empleados son optimistas sobre los cambios en el horizonte

Empleados de toda Europa se muestran convencidos de que sus empresas tendrán éxito en 2017 aunque el mundo pase por una fase de cambios sin precedentes. Una aplastante mayoría del 95% de los empleados cree que el panorama de cambios será beneficioso para sus empresas en 2017, y de ellos, el 59% espera que sus empresas se encuentren en una situación más sólida a finales de año.

Los empleados se preparan para cambiar de roles

El 96% de los empleados de la mediana empresa están de acuerdo en que factores como la disrupción digital, la incertidumbre económica y los cambios en la normativa afectarán a sus trabajos. No obstante, se sienten optimistas y cómodos en sus puestos. Solamente el 8% espera cambiarse de trabajo y solo el 12% cree que tendrá menos oportunidades profesionales en 2017.